BIENVENIDOS AL RINCÓN DEL ROCK & BLUES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Eddie Taylor - Still Not Ready For Eddie (1987)

Edward Taylor nació en Benoit, Mississippi, y fue un guitarrista y cantante estadounidense de blues. Cuando era niño aprendió a tocar la guitarra y pasó sus primeros años tocando en lugares alrededor de Leland, Mississippi, donde enseñó a su amigo Jimmy Reed a tocar la guitarra. Con un estilo de guitarra profundamente arraigada en la tradición del Delta de Mississippi, en 1949, Taylor se mudó a Chicago.

Con un estilo de guitarra profundamente arraigado en la tradición del Delta Blues del Mississippi; Taylor nunca alcanzó el estrellato de algunos de sus compatriotas en la escena del blues de Chicago, sin embargo fue una parte integral de esa era y fue especialmente conocido como acompañante principal de Jimmy Reed, así como también trabajó con John Lee Hooker, Big Walter Horton y otros. 

Eddie Taylor fue uno de los mejores guitarristas del blues de Chicago tradicional, se encontró en su niñez con Charlie Patton, Son House y posiblemente con Robert Johnson. Siguiendo su ejemplo, creó una pequeña formación con su vecino Jimmy Reed. Después de la guerra se trasladó a Memphis y luego a Chicago. En esta última ciudad, sus cualidades de guitarrista rítmico le permitieron acompañar a Muddy Waters, John Lee Hooker, Elmore James, Big Walter Horton entre otros.

El hijo de Taylor, Eddie Taylor Jr. guitarrista de blues de Chicago, su hijastro, Larry Taylor, es un gran baterista y vocalista de blues, y su hija Demetria es una cantante consumada del blues de Chicago. Vera Taylor, la esposa Eddie Taylor, era sobrina de Eddie "Guitar" Burns.  

Taylor murió el día de Navidad en 1985 en Chicago, a los 62 años, y fue enterrado en una tumba sin nombre en el cementerio de Restvale en Alsip, Illinois. Fue incluido póstumamente en el Salón de la Fama del Blues en 1987.

Chick Willis - Footprints In My Bed (1990)

Nacido con el nombre de Robert Willis en Cabiness, Monroe County, Georgia, el cantante y multiinstrumentista Chick Willis falleció en el 2013. Antes de ser solista, acompañó cantando a su primo Chuck Willis y tocando la guitarra a Elmore James. 
Durante los sesenta sacó algunos singles hasta que a principios de los setenta tuvo unas más que considerables ventas  con un single que contenía un tema llamado "Stoop Down Baby".  Durante los ochenta hasta la década de los dos mil siguió grabando discos de blues, hasta que el cáncer le impidió cantar en 2012. 

Empezó su carrera musical con su primo el cantante de R&B Chuck Willis aka “King of the Stroll” allá por los cincuenta.  Chick dejó el  ejército en 1954 y trabajó como ayudante y chófer de Chuck, aparte de formar parte de su banda de acompañamiento. En 1956 ganó un concurso de talentos en el  Magnolia Ballroom de Atlanta, que le permitió grabar su primer single con Ebb Records y el tema "You're Mine". Cuando Chuck murió en 1958 a los treinta años por problemas de estómago, Chick pasó a tocar la slide guitar con Elmore James.  Chick al principio solo cantaba pero aprendió a tocar la guitarra de gira con su primo Chuck e influenciado por “Guitar” Slim.

Durante los sesenta sacó algunos singles de R&B con temas como "Twistin' in the Hospital Ward," para Alto en 1962 o “This is my life” en 1964 para La Val (aunque en este caso no estamos muy seguros de la fecha). En 1972 sacó un single con el tema "Stoop Down Baby" que supuestamente llegó a vender muchísimas copias pero que no fue reconocido como un hit porque las emisoras de radio no lo pincharon debido a su elevado contenido sexual y un tanto sexista, temática que repitió en muchas de  las canciones que siguieron. Ese mismo año vio la luz el álbum "Stoop Down Baby Let Your Daddy See".  Durante los setenta sacó varios singles también para La Val records con otras canciones como “Muther Fayer” más una colaboración con Rolesia y The Kenyattas. También grabó para varios sellos como Susie Q, entre otros. 

Durante los ochenta y los noventa sacó varios discos para Ichiban records como “Chicks sing Chuck” (1987), “Now” (1988), “Footprings in my bed” (1989), o “Back to the blues” (1990), entre otros, y siguió grabando en los dos mil varios discos como “Y2K Recorded Live” (Ifgam, 2000); “From the Heart and Soul” (Rock House, 2001); “I Won't Give Up” (Deep South, 2002); “I Did it All” (CML, 2005); “Cookin' the Blues” (Old School, 2006); “The Don of the Blues” (CDS, 2008) y “Hit & Run Blues” (Benevolent Blues, 2009).

Chick tocaba también la batería, el bajo, la armónica y el piano. Por otra parte participó en la película "Petie Wheatstraw" (1977) de Cliff Rockemore y en un biopic de Buddy Holly. El cáncer de pulmón que padecía le impidió cantar desde 2012 y finalmente acabo con su vida. 

Al Miller - Wild Cards (1995)

Al Miller ha estado contribuyendo la escena del blues de Chicago desde hace más de 30 años cuando, en 1994, finalmente grabó su primer disco como líder, Wild Cards. La línea de tiempo del los blues del armonicista Al Miller se remonta a casi cinco décadas. Ha tenido la frustrante costumbre de salir a la superficie lo suficiente como para liberarse de algunas suculentas y tradicionales costumbres de blues de Chicago, solo para retroceder a las sombras nuevamente durante un tramo prolongado. 

Miller era un miembro orgulloso de la ola temprana de jóvenes músicos de blues blancos de Windy City. Actuó en el South Side con el veterano mandolinista Johnny Young y Chicago Slim en 1964, antes de toparse con un grupo de blues rock, Dirty Wurds, que grabó en Chess Records. Emigrando al Área de la Bahía, intercambió lazos por un tiempo con el mago de la guitarra Michael Bloomfield a fines de la década. La vida real interrumpió las ambiciones de los blues de Al después de eso; regresó a casa para formar una familia y ganar un sueldo semanal en un trabajo diario. Pero Miller nunca colgó su arpa o sus sueños musicales por completo. En 1995, lanzó su primer CD de Delmark, Wild Cards.

Ese set utilizó un reparto de estrellas, varios de los cuales regresaron para tener más acción musical en las sesiones de Al...In Between Time. Representan quién es quién de los mejores músicos de blues de Chicago, residan aquí o no: los guitarristas Dave Spectre y Billy Flynn, los pianistas Ken Saydak y Barrelhouse Chuck, el bajista Harlan Terson y un grupo de bateristas (el fallecido Willie "Big Eyes" Smith, su hijo Kenny "Beedy Eyes" Smith y Mike Schlick). Esta agregación expansiva sabía instintivamente cómo se supone que suena el blues tradicional de Chicago, y entregaron los productos detrás del arpista.

Ya sea amplificando o no su órgano bucal, ya sea diatónico o cromático, las excursiones instrumentales de Miller exhiben un sabor inmaculado; nunca exagerando, siempre se adhiere al enfoque de conjunto de uno para todos, y uno por todos que caracteriza el blues de Chicago de la posguerra.

Parece que ya es hora de que Al Miller ocupe su lugar entre la élite del arpa de blues de Chicago.

/